Una definición que se encuentra en la vida misma

Durante mucho tiempo, los miembros del Instituto Secular Pío X han tratado de poner en palabras su identidad espiritual.

En los últimos años, al final de un largo proceso de discernimiento, lo han conseguido. Hoy, todos los miembros, consagrados y asociados, reconocen su rostro en esta definición.


Es un trabajo a largo plazo que debe «reintegrarse al trabajo» constantemente. A lo largo de encuentros, intercambios y animados debates, hemos identificado cinco puntos que demuestran concretamente nuestra forma de estar en el mundo y en la Iglesia.


Los cinco puntos principales de nuestra identidad espiritual:


• Un encuentro personal con Jesucristo, Salvador y Apóstol
• El deseo de dar a conocer a Jesucristo mediante un intenso celo apostólico;
• Necesidad de un don total que lleve a toda la persona al servicio de Jesucristo;

• Una misión apostólica que nos despierte la preocupación de llegar al medio popular, más particularmente a los pequeños y pobres, para hacer más conocido, amado y servido a Jesucristo;
• Una espiritualidad apostólica que nutre toda una vida al servicio de Jesucristo.


En un intento de definición, estos cinco puntos se repiten de manera más exhaustiva en el documento Nuestra Identitad Espiritual. Que este documento sea fuente de inspiración para nuestra experiencia apostólica de la misión. Que sea una ayuda para que la vocación del Instituto Secular Pío X se comprenda mejor y, por tanto, se viva mejor.


Comparte en tus redes sociales:
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn