Mi corazón está triste

Mi corazón está triste desde ayer por la tarde, cuando me enteré -una vez más- de una masacre con armas de fuego en Estados Unidos. Esta vez, la cifra de muertos es de 19 niños de una escuela primaria, 2 profesores y el autor del crimen. Estamos hablando de niños, por el amor de Dios, que probablemente ya estaban pensando en las vacaciones escolares previstas para dentro de dos días.